Buscar este blog

25 de septiembre de 2017

VEN A FRAGGLE ROCK

¡Ven a Fraggle Rock a conocer a Sprocket! Nuestro Niño J

Seguimos con la serie “parecidos razonables perrunos” y si la semana pasada le recordábamos a los actuales seguidores de Juego de Trono la existencia de nuestros Huargos particulares, Furia y Colmillo, esta queremos apelar a la nostalgia de la generación EGB presentándoos a nuestro Sprocket, el maravilloso Niño.




Supongo que a los Millennials tanto EGB como Fraggle Rock os suene tanto a arameo como a la generación de mis padres el nombre de ElRubius o Yellow Mellow… No importa queridos, lo esencial vais a captarlo en un momento, seguid leyendo J.



Fraggle Rock, fue una serie infantil protagonizada por muñecos de felpa que nos deleitó a los treintañeros y cuarentones que fuimos niños en los ochenta. Su musiquilla pegadiza y sus vidas despreocupadas, hacen que formen parte de la nostalgia de lo que en España se ha venido a llamar la Generación EGB.



Los Fraggle junto con el Espinete de Barrio Sésamo, forman parte de nuestro imaginario colectivo y nuestras meriendas infantiles.

La serie se basaba en  la vida y aventuras de un grupo de Fraggles, Gobo, Musi, Rosi, Dudo y Bombo (Ay Bombo, me encantaba este muñeco…) que transcurría en Fraggle Rock (el centro del Universo), aunque frecuentemente se acercaban a nuestro mundo a través de un pequeño agujero en el taller de un inventor llamado Doc.

Por supuesto, Doc, el humano, no era capaz de ver, ni tan siquiera intuir a los Fraggle, no así su perro Sprocket quien intentaba continuamente enseñárselos a su dueño… Y así un capítulo tras otro… Era una serie infantil, ¿Qué queríais?

Bueno a lo que yo iba, es que si sentís nostalgia por los Fraggle y por aquellos tiempos, podéis hacerle un bonito homenaje a la serie y a los ochenta adoptando a nuestro particular Sprocket: Niño.



No sabemos si Niño será capaz de encontrar criaturas provenientes del centro del universo, pero sí que podría ser un perro maravilloso para la familia que se decida a adoptarle. ¿Sabéis? Niño, antes de en el Albergue vivía en la calle, pues su anterior dueño era una persona sin hogar, no ha sabido nunca lo que es dormitar tranquilo bajo un techo… Es un animal precioso, activo, alegre y con una gran personalidad. ¿Nos ayudas a que por fin tenga una casa?



Por cierto si al leer Ven a Fraggle Rock, os ha venido a la cabeza la cancioncilla, o si no tienes ni pajolera idea de lo que hablamos y tienes curiosidad, sabed que la podéis ver aquí:



  





22 de septiembre de 2017

CANDY, CANDY

Candy vivía en el albergue de Serín, que es el depósito de animales abandonados del municipio de Gijón. Estaba esperando tener la suerte de encontrar un hogar, una familia... ¡y lo consiguió! 

CANDY Y ALFONSO

Marijose y Alfonso, voluntarios de Amigos del Perro, la llevaron a la Carrera Anti Sida de Gijón en 2013, y ese fin de semana ya no volvió al albergue, se quedó en casa con ellos y con Paula. Ya tenía un hogar, y desde entonces, vive la mar de feliz con su familia. Candy va al campo, a la playa, a excursiones y eventos, a clases de ODU, en fin, a todas partes.

MARIJOSE Y CANDY, EN SERÍN, ANTES DE LA ADOPCIÓN

MARIJOSE Y CANDY, CARRERA ANTISIDA DE GIJÓN, EL ÚLTIMO EVENTO DE CANDY COMO PERRA EN ADOPCIÓN

ALFONSO Y CANDY EN CLASE DE ODU

CANDY CON SU DIPLOMA DE ODU

Y más fotos de la vida feliz de Candy... ¡no os perdáis la del "palito"!






CANDY EMPEÑADA EN LLEVARSE A CASA UN "PALITO"



El amor está allí donde lo encuentras... y en el albergue de Serín siguen esperando muchos animalitos. Quizás uno te esté esperando a ti ;)