Buscar este blog

17 de julio de 2017

GATOS Y ALÉRGICOS

¿Sabías qué aunque suele considerarse el pelo del gato como el principal causante de las alergias, nuevos estudios han determinado que esto no es así?

Aparentemente la alergia está relacionada con un componente de la saliva y el sudor del gato (la proteína Fel D1). La “sana” costumbre de asearse continuamente y su necesidad de marcar el territorio a base de frotarse contra muebles y esquinas, ayudarían a que la proteína se diseminase por todas las estancias, lo que ha llevado durante mucho tiempo a relacionar la alergia directamente con el pelo del animal.

Si los síntomas son moderados, parece que entre las claves para lograr una convivencia exitosa entre gatos y alérgicos están las siguientes:

En la casa:

  • Que el felino no tenga acceso a la habitación en la que duerme el alérgico para evitar respirar el alérgeno durante la noche.
  • Evitar los tejidos como alfombras, moquetas o cojines en la decoración para que la proteína no se adhiera a los mismos.
  • Utilizar purificadores que filtren el aire de las estancias.


Cuidados del gato:

  •  Cepillar el pelo e hidratarlo con lociones específicas


Médicas:
  • Vacunación: en algunos casos es posible inmunizarse mediante la vacunación.


Además, según el estudio, la elección de algunas razas puede facilitar la coexistencia alérgico-animal. Parece ser que el siberiano tiene una menor concentración de la proteína causante de la alergia. También el Esfinge por su ausencia de pelo es un candidato ideal.

Llegado este punto, alguien pensará, ¿pero en qué quedamos? ¿Es el pelo o no es el pelo el causante de la alergia?, pues aunque el pelo no sea el causante, al acicalarse los gatos traspasan la proteína de su saliva al pelaje, y posteriormente al deambular por nuestras casas, dejan el pelo, con la proteína diseminado por nuestro hogar. El gato esfinge al no tener pelo, aunque sí saliva, dispersará menos el alérgeno haciendo más fácil la convivencia.  

Eso sí, tanto médicos como veterinarios advierten que no hay razas 100% hipoalergénicas, y más importante aún: que el no desarrollar síntomas los primeros días, no quiere decir que no se vayan a generar, por lo que es importante tener en cuenta que tiene que darse un proceso de “cuarentena” para saber si finalmente la convivencia será posible.

He sacado toda esta información de aquí, así que si algún dato es incorrecto echadles la culpa a ellos jiji: El mundo


Gato Esfinge, Fuente Wikipedia