Buscar este blog

13 de noviembre de 2017

CAMADAS INDESEADAS

Camadas indeseadas, ¿qué coño hacemos con ellas?

Pues nada, otra vez tengo un “dejavu”, una pesadilla recurrente de esas. Una vez más hay una nueva camada que aparece abandonada a su suerte, y como hoy mientras escribo, tengo a dos de las cachorras bajo mi cargo, me considero con la autoridad moral suficiente como para redactar este escrito y aviso... voy sin filtro…

PATTIE Y SHELMA

Como decía aquí mismo un compañero de blog un par de entradas más allá: Querido Imbécil... Pues sí, ante todo modales, que no se diga que estamos maleducados:

- Querido Imbécil, hola otra vez…

Porque sí, de nuevo, algún imbécil, querido desde luego no, ha decidido traer al mundo una camada de diez infelices para arrojarla a la basura días después de su nacimiento… Y yo, ahora mismo, mientras preparo biberones, ¿sabes lo que pienso querido? Que si no la quisiste esterilizar y te la preñaron pues te comes el marrón pero nos dejas de joder la vida al resto.

Porque vamos a ver en los pueblos antes, cuando la gente ni siquiera iba al médico como para plantearse llevar a la perra al veterinario, pero sabéis qué, tenían un contundente método de control de natalidad... Sí, lo que estoy diciendo suena como una barbaridad, porque en realidad lo es, pero insisto había un control de natalidad. Salvaje, pero lo había… Ellos no le enjaretaban el marrón al vecino. Tenían un sistema que podría haber pertenecido al paleolítico inferior, pero era un sistema infalible al fin y al cabo…

Efectivamente hay que ser un animal de bellota sin escrúpulos para bajarse a una camada de recién nacidos, pero yo os pregunto lo siguiente: ¿qué diferencia hay entre el bestia que se “deshace” de la camada y el tipo que llevando a cabo la misma atrocidad no llega a completar el proceso? ¿Os pensáis que es mucho más civilizado dejar a los indefensos cachorros a la intemperie o en bolsas de basura esperando a que se mueran?, ¿Creéis de verdad que es más humano? Pensadlo fríamente. ¿Os parece menos cruel? A mí no. A mí solamente me parece más cobarde…

A ti, maldito imbécil, sí, tú, el que tiraste los diez cachorros a la basura te digo: ¿qué creías que iba a pasar con ellos pedazo de cabrón? Ni siquiera tuviste los arrestos de intentar acortarles el sufrimiento… Los arrojaste y te fuiste huyendo como una maldita rata… Pensabas que se morirían ¿eh? Qué valentía la tuya… Qué responsabilidad… Que ciudadano de bien… Olé tus güevos toreros o tus ovarios…




En fin… Estoy muy asqueada de este tipo de gente, como esos otros que sin dar siquiera la cara, pero consolándose en que “les darán una oportunidad” dejan las camadas a las puertas del albergue… Claro hombre. Di que sí, una camada de diez cachorros es justo lo que necesitamos en este momento… Lo estábamos deseando…

Porque a ver ¿qué os creéis que hacen las protectoras?, ¿Milagros?, ¿Cómo creéis que se sacan adelante 10 cachorros de días?, ¿Pensáis que los ponemos al sol y los regamos como si fuesen geranios?, no queridos, las camadas tienen que ser alimentadas cada dos horas, los cachorros son como bebés, ¿comprendéis?, ¿tenéis hijos? ¿Recordáis cuando eran recién nacidos? Pues es el mismo proceso, pero sin madre… Necesitan cuidados, medios, tiempo y dedicación… Y claro, otra cosa no, pero a los trabajadores de las protectoras el tiempo les sobra. Total… ¿qué puede llevarle a uno ocuparse diariamente de doscientos animales? ¿5?, ¿10 minutos a lo sumo? Y recursos… Bueno de recursos las protectoras van más que sobrados… Será por perres

A ver… Esto no lo estoy diciendo por el alma cándida que se los encuentra y no sabiendo que hacer con ellos llama a la protectora, ése hace bien, hace lo que tiene que hacer… Lo digo por esos que piensan para qué la voy a esterilizar si en el peor de los casos me cogen los cachorros los de la perrera… Pues yo mecagoentuputamadre ¿entiendes? porque los trabajadores no pueden afrontarlo, porque cuando lo hacen, es por concienciación, porque se llevan a casa el trabajo, pero la mayor parte de esta hercúlea tarea, la llevamos a cabo los voluntarios…

¿Te crees que me hace ilusión asumir tus errores? ¿Levantarme a media noche a dar biberones? ¿Desparasitar a mis animales y convertir mi casa en un búnker?, ¿preparar una sala de aislamiento?, ¿romperme los cuernos para cuadrar el horario de las tomas?, ¿lavar toallas y comprar toallitas como si no hubiera mañana?... ¿De verdad lo piensas?, ¿Crees que es agradable para mí pensar que en cualquier momento pueden morírseme?, o lo que es peor, ¿Qué quizás estoy dejándome el alma en sacar adelante a un animal que puede pasarse el resto de su vida en una jaula…?

Pues eso, maldito imbécil… ¿Qué coño quieres que hagamos con tu camada?

Esteriliza a tu perra ostia ya, y deja de jodernos la vida a todos…